Noticias

Comienza la cumbre Mercosur-UE por un acuerdo marco

A partir del miércoles y hasta el 6 de diciembre, comenzará en Bruselas la muy probable última negociación del año entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), donde ambos bloques intentarán firmar un “acuerdo marco” que encamine un entendimiento comercial en el primer semestre del 2018.

Mientras fuentes gubernamentales señalaron a BAE Negocios que habrá un tratamiento diferenciado para sectores sensibles, “vía excepciones o plazos más largos de desgravación (de 12 a 15 años)”, el Gobierno admitió que el Mercosur ofrecerá una baja gradual de los aranceles a menos de 10 años. De todos modos, espera un “incremento sustancial” del cupo de exportación de carne vacuna al bloque, dijo el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Horacio Reyser, en una entrevista con Reuters.

“En algún momento de la ronda de negociación, vamos a presentar un ejercicio de aceleración (de la baja), es decir, vamos a presentar un porcentaje del comercio en canastas de desgravación de menos de 10 años, hasta llegar a cero”, señaló el funcionario. Otras fuentes reconocieron que no se llegará a firmar un acuerdo comercial este año, como adelantó este medio, pero que “la arquitectura general” puede quedar definida.

La postura de Reyser giró en torno a los objetivos en la cuota de carne vacuna que la UE pueda ofrecer, algo que parece muy limitado a la luz de los 15 capítulos de las conversaciones. Las versiones, que también llegaron a oídos de los funcionarios, es que la UE elevaría de 70.000 toneladas anuales de carne bovina sin aranceles a entre 100.000 y 130.000 tn, algo que tampoco será aceptado ni por el sector agrícola del Mercosur ni por el europeo.

La cuota que propuso la UE en octubre fue considerada decepcionante para el sector de alimentos, clave para la economía del Mercosur. Luego de que se conoció esa oferta Luis Etchevehere, el ministro de Agroindustria que hasta hace semanas lideraba la Sociedad Rural, dijo que aspiraba a obtener un cupo de unas 400,000 toneladas. La intención de ambos bloques es que el acuerdo político sea firmado durante la reunión de la Organización Mundial de Comercio en Buenos Aires, entre el 10 y 13 de diciembre.

La gran pasividad del sector industrial local frente a los avances comerciales, pareció haber cambiado ostensiblemente en las últimas semanas. La Unión Industrial Argentina (UIA) viajará esta semana junto a directivos de cámaras fabriles (Adefa, AFAC, Cilfa, calzado) para observar e intentar participar de las reuniones y toma de decisiones.

Del lado europeo, las entidades CIBE, CEFA, el Copa-Cogeca y Effat rechazaron cualquier intento de incluir el azúcar en la oferta comercial al Mercosur. Esta declaración se produce ya que la UE tiene previsto modificar su oferta de acceso para incluir productos sensibles, entre ellos el azúcar. “La Comisión Europea corre el riesgo (afirman estas organizaciones que agrupan a buena parte del sector remolachero – azucarero), de, una vez más no mantener una línea firme sobre el azúcar en sus negociaciones comerciales. Los productores de remolacha azucarera de la UE, los productores de azúcar, y los trabajadores están decididos: no vamos a servir de moneda de cambio ante los intereses de otros sectores económicos”.

Fuente: BAE Negocios


Asóciese a la Cámara de
Comercio Exterior de Rosario

Forme parte de nuestra institución
y acceda a servicios especializados para la
internacionalización de su empresa

Asóciese

Newsletter

Suscríbase para recibir la agenda
más actualizada del comercio internacional