Noticias

Argentina hace lobby en la Unión Europea para no perder parte de la cuota americana

Los cambios comerciales a la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, puso en alerta al sector del feedlot por la posible pérdida de la cuota americana que no es más el ingreso de carne vacuna a la Unión Europea libre de aranceles. Ahora busca junto a Uruguay y Australia, unir fuerzas para forzar a todas a las partes a sentarse en una mesa y dividir el cupo entre todos. Las divisas por la exportación de este producto representa ingresos al país en torno de los u$s70 millones.

La también conocida cuota 481 es un cupo de carne vacuna creada por los países europeos tras haber perdido un panel con EE.UU. al que le habían aplicado un bloqueo comercial por rechazar productos elaborados con anabólicos.

Actualmente el volumen que abrió Europa es de 45.000 toneladas que llegan al viejo continente sin pagar impuestos, pero para cumplirlo exige que en los últimos cien días la carne producida debe hacerse con alimentos concentrados, es decir con terminación a grano conocidos como feedlot.

Desde ahí es que Argentina fue acomodando su sistema a los requerimientos y hoy tiene una cuota de 7.000 toneladas. A diferencia de la Cuota Hilton, donde el poder de comprar se lo dan a los Estados, en este caso la opción la tienen los importadores europeos que eligen a quién le compran la carne.

Pero todo cambió cuando La Federación de Exportadores de Carne de Estados Unidos (Usmef por sus siglas en inglés) le exigió a la UE un mayor volumen entendiendo que el cupo es de ellos. Europa le ofreció 30.000 toneladas sobre las 15.000 actuales que exporta, pero el número no los convenció.

Hace poco se abrió una consulta pública en la UE para poner en consideración si se atiende o no el pedido de EE.UU. Sin embargo se entiende que ante el miedo a que se frene el ingreso de productos europeos que van desde motos a alimentos al mercado norteamericano, la cuota quedaría finalmente toda en manos del país del Norte.

Es ahí donde Argentina, Uruguay y Australia, que tienen entre los tres un 68% de la cuota es que buscan forzar a un encuentro que incluya a los EE.UU. y la UE, para establecer un nuevo régimen donde los estadounidenses se llevarían 20.000 toneladas a partir de que su performance es de 15.000 toneladas quedando el resto en manos de los demás países.

En diálogo con BAE Negocios, el presidente de la Cámara Argentina de Feedlot, Juan Carlos Eiras detalló que “hay un apoyo de la Cancillería para buscar una negociación, pero el temor es que haya un mayor volumen a favor de EE.UU. dejando poco margen para los que hoy exportamos”.

La otra opción que también se está barajando es que la UE le conceda finalmente 50.000 toneladas, con lo cual sería el fin de la cuota americana para las naciones productores.

En los últimos años, la Argentina, Australia y Uruguay fueron ganando participación de este cupo cuyo valor ronda los u$s10.000 la tonelada.

Es así que EE.UU. paso desde los casi 40% iniciales hasta los 31,5% actuales; mientras que la Argentina empezó en el 4% en 2014/15 hasta los 7,5% en 2016/17; y en el primer bimestre de este año los embarques pasaron de 7,24% a 16,3 por ciento.

Fuente: BAE Negocios


Asóciese a la Cámara de
Comercio Exterior de Rosario

Forme parte de nuestra institución
y acceda a servicios especializados para la
internacionalización de su empresa

Asóciese

Newsletter

Suscríbase para recibir la agenda
más actualizada del comercio internacional